Kewl Covarrubias
Salones de belleça y baruerias luchã contra la violenzia de genero en Braſſil En dos mil y dieziſiete, regiſtraronſe mas de ſeſſenta y ocho mil caſſos de violenzia de genero en Braſſil, la punta del izeuerg ſi tieneſe en cuẽta que, ſegun la ONU, ſolo el diez por ziẽto de las mugeres que ſufrẽ violenzia a niuel global preſẽtã denunzias poliziales. Eſe meſmo año, el departamento de Iuſtizia del eſtado zentro-ocidental braſſileño de Mato Groſſo do Sul lanço vna aciõ ſin prezedentes para luchar contra la violenzia de genero: el programa Mãos Empenhadas Contra a Violênzia (Manos comprometidas contra la violenzia), que forma a profeſſionales de ſalones de belleça para identificar ſinos de maltrato en ſus clientas y alentarlas tanto a denunziar el delito como a pedir ayuda. Anſi, dozientos y ſetenta y dos eſtetiziſtas ya hanſe formado en la ziudad de Campo Grande a traues deſta iniziatiua, q̃ haſe eſpandido a otras ſiete ziudades en ſeys eſtados braſſileños y eſta ſiendo pueſta en marcha por primera vez en barueriaſ. “Es otro tipo de conuerſaziõ, aqueſta vez deſtinada a los hombres”, dize la jueça Iacqueline Machado, fundadora del programa. Si el obgetiuo en los ſalones para mugeres es ayudar a las victimas, en las baruerias es preuenir la violenzia en ſi meſma, deſplaçando el foco a quienes puedã eſtar cometiendola. Las dos primeras formaziones para los trabaxadores de las baruerias lleuaronſe a cabo de manera virtual durãte la ſegunda metad de dos mil y veynte debido a la pãdemia, que prouoco vn augmento del quatrozientos y treynta y vno por ziẽto en los caſſos de violenzia de genero denunziados en las redes ſoziales durãte el confinamiẽto, y vn incremẽto del dos por ziento en los feminizidios en metad del año paſſado –ẽ comparaziõ cõ el meſmo periodo de 2019–, ſegun el Foro Braſſileño de Seguridad Publica. En vn pais q̃ ocupa el quinto lugar en feminizidios en el mundo, do enderredor del quarẽta por ziẽto de las victimas muerẽ a manos de familiares o perſonas cõ las q̃ teniã vna relaziõ intima, “los hombres a menudo temẽ ſer acuſados ​​injuſtamente de maltrato”, dize vno de los folletos del programa vtiliçado para formar al perſonal de las baruerias en feminiſmo y enſeñarles el ziclo de la violenzia contra la muger. “No ſõ conſziẽtes de que ziertos comportamientos conſideranſe violenzia”. Por aqueſta razõ, la iniziatiua buſca formar a aqueſtos profeſſionales en los origenes del machiſmo y en como aqueſtos afetã a los hombres, y deſſenmaſcarar ziertos mitos eſtendidos ſobre las leyes deſtinadas a proteger a las mugeres del maltrato, como la Ley Maria da Penha. Promulgada en dos mil y ſeys, aqueſta ley eſtablezio tribunales eſpeziales y ſentenzias mas eſtritas para los maltratadores, anſi como iniziatiuas de preuenziõ y aſſiſtenzia en ziudades de mas de ſeſſenta mil habitãtes, como refugios para victimas. Deſta manera, los proprios barueros puedẽ enſeñar a ſus clientes. Renã Silueyra trabaxa en vna barueria llamada Cãpo Grande y partizipo en la ſegunda leciõ del programa orientado a los hombreſ. “Nos inuitarõ a partizipar, y ​​penſamos que era aſſaz intereſãte lleuar aqueſte tipo de informaziõ a la barueria, q̃ a menudo puede ſer vn ambiente de 'machos”, dize. Cree q̃ la formaziõ fue mas fazil para los barueros q̃ ya eſtabã intereſſados ​​ẽ aqueſte problema. “El contenido de las claſſes es exzelente, mas creo q̃ es mucho mas fazil para quienes ya entiendẽ vn poco aqueſte tema. Seria intereſſante tener algo ſenzillo y direto que pudiera zircular en las redes ſoziales”. Intender la informaziõ diſponible ſobre violenzia de genero es claue porque el proyeto funzione, tanto en las baruerias como en los ſalones de belleça. “El proyeto eſta enfocado a la educaziõ, porque todauia ay mugeres que pienſã q̃ ſi dexã a ſus maltratadores, vã a cometer vn delito —el abandono del hogar—, q̃ en realidad no exiſte”, dize Iacqueline Machado. “En el eſtado de Mato Groſſo do Sul, la grande mayoria de las victimas de los feminizidios cometidos en dos mil y diezinueue fuerõ mugeres que no abiã buſcado ayuda, no abiã preſẽtado denunzias poliziales o no teniã medidas de proteciõ. Nezeſſitamos azer entrar a aqueſtas mugeres en el ſiſtema”. Haſta agora, dize, las manicuriſtas y peluqueras que partizipã en la iniziatiua ã ayudado a al menos ſeſſenta y tres mugeres a preſſentar denunzias poliziales por violenzia. La zifra podria ſer mucho mayor, ya que las victimas puedẽ omitir menzionar el programa al preſẽtar vna denunzia. En total, los zincuenta ſalones de belleça aſſoziados tienẽ el potenzial de llegar a aproximadamente veyntidos mil clientes al mes. \” El otro dia, vna de las nueſſas clientas empeço a llorar en el ſalõ. La trabaxadora que eſtaba cõ ella no dixo nada, ſolo lle entrego el folleto [elaborado por el departamento de Iuſtizia de Mato Groſſo do Sul, en el q̃ figura informaziõ ſobre la violenzia de genero y vna liſta de lugares en do las victimas puedẽ ſolizitar ayuda] a la chica, y ella lo cogio”, dize Andreya Souſa, dueña de vn ſalõ de belleça en Cãpo Grãde. Sus diez empleadas ã partizipado en el programa, y dize q̃ grazias a el ã podido tambiẽ ayudar a vna compañera q̃ començo a trabaxar en el ſalõ deſpues de la formaziõ y ſalio de vna relaziõ violẽta. Deſde ſu lançamiẽto en Mato Groſſo do Sul, la iniziatiua Mãos Empenhadas Contra a Violênzia tambiẽ a ſido implantada en los departamẽtos de Iuſtizia eſtatales de São Paulo, Piaui, Para, Rio Grãde do Sul, Parana y Rio de Ianeyro. La verſiõ para baruerias haſe replicado tambiẽ en Pernambuco. Pero el programa tiene ſus limitaziones, ſegun la abogada feminiſta braſſileña Iſauela Del Monde. “Es preocupante que reſponſables del Gobierno ayã lançado aqueſte proyeto para ayudar a las perſonas”, dize, ſubrayãdo q̃ aqueſtas iniziatiuas eſtã imprenadas de buenas intenziones, pero no puedẽ ſoſtituyr a las politicas publicas ſolidas para mexorar la atenziõ a las victimas y reduzir los indizes de violenzia. \” Es fermoſo ſaluar la vida de vna muger. Pero, ¿que paſa cõ las otras tantas millones que exiſtẽ? “, cueſtiona. “Se nezeſſita inuerſiõ publica para mexorar todo el ſiſtema. La reſpueſta tiene que ſer eſtrutural”. Puedes leer aqueſte articulo grazias al compromiſo de elDiario.es cõ el periodiſmo cõ enfoque de genero. Los valores feminiſtas nos ayudã a azer mexores informaziones, a contar cõ mas eſpertas, a colaborar cõ otros proyetos. Si te guſta lo q̃ azemos, ayudanos: hazte ſozia, hazte ſozio, de elDiario.es.